La teleformación ha pasado de ser una forma moderna de la educación a distancia a ser la base del aprendizaje permanente. Los sistemas de e-learning están ahora orientados más a sistemas de gestión del conocimiento que a gestores de contenidos; sistemas que sirvan para crear grupos que aprenden en común (redes sociales de aprendizaje).

Las tecnologías de la Web 2.0 son uno de los factores de cambio en educación y que pueden aportar grandes mejoras en cuanto a aumentar la autonomía del estudiante, el aprendizaje colaborativo y la eficiencia pedagógica.