INTRODUCCIÓN.

En la fotografía digital una imagen reproduce la realidad mediante tonos de color continuos. Si nos aproximamos lo suficiente podremos observar cómo la imagen está formada por millones de puntos llamados píxeles. Estos puntos se obtienen de un análisis numérico de la luz.
Píxel es un término que deriva de la contracción de picture y element, imagen y elemento en inglés. Los píxeles son las unidades mínimas que forman una imagen informática y reproducen intensidades de luz o describen intensidades tonales.

CAMARA ANALÓGICA-CAMARA DIGITAL.

La cámara es el medio básico para obtener fotos digitales. Parte de una realidad analógica para interpretarla numéricamente, es decir,
para digitalizarla, obteniendo así un fichero digital con la imagen que hayamos tomado.
La cámara analógica y la digital presentan similitudes pues ambas conducen la luz a su interior a través de la óptica. Pero también importantes diferencias.
CAMARA ANALÓGICA
CAMARA DIGITAL
Concentra los rayos de luz sobre el negativo
Concentra los rayos de luz sobre un sensor electrónico. Normalmente un CCD. Aunque hay más tipos: CMOS, X3
La óptica concentra los rayos de luz sobre un plano para obtener una
imagen enfocada. Se denomina el plano de la imagen y es el punto dónde se sitúa la película.
La tarjeta de memoria puede ocupar cualquier posición espacial dentro
del cuerpo de la cámara. Ello posibilita innumerables diseños
El negativo tiene tanto la función de captar la luz como de guardar la
información.
El mismo proceso tiene tres partes:
- analizar la luz
- interpretarla de forma numérica
- guardar la información generada en un sistema de almacenamiento.
El dispositivo de almacenamiento de la información varía de unos modelos a otros.
Habitualmente se trata de una tarjeta de memoria.
Entre el sensor electrónico y la tarjeta de almacenamiento existe un tercer elemento que procesa la información generada antes de guardarla. Se trata del DAC, el convertidor analógico-digital (Digital Analog Converter). Aplica los algoritmos de compresión a la información en bruto que proviene del sensor y la convierte en un formato concreto de archivo de imagen.

FORMATOS DE FICHEROS

El formato más común utilizado en las cámaras digitales para guardar las imágenes es el JPG. Se trata de un tipo de archivo que admite distintos niveles de compresión. No obstante algunas permiten guardar en formatos que ofrecen una mayor calidad a costa de incrementar también el tamaño de los archivos. Habitualmente se trata de los formatos TIFF o RAW.

Siguiente >>Tratamiento digital de la imagen.